Biografía

Hilda Lizarazu nació en Curuzú Cuatiá, Corrientes, Argentina, el 12 de octubre de 1963.
Pasó parte de su adolescencia en New York y regresó a  Argentina en la década del 80, como fotógrafa profesional. Simultáneamente, inició su carrera como cantante integrando bandas como SUÉTER y LOS TWIST. Hizo coros en la banda de CHARLY GARCÍA entre los años 1987 y 1993, y forma parte de su banda en la actualidad, desde 2009.
Paralelamente en el año 1987 forma junto al guitarrista Tito Losavio el grupo MAN RAY, siendo vocalista y líder de esa agrupación durante 12 años (1987-1999).
Con MAN RAY editó 7 discos: MAN RAY (1988), PERRO DE PLAYA (1991), HOMBRE RAYO (1993), ASEGUEBU (1994), PIROPO (1995), ULTRAMAR (1997) y LARGA DISTANCIA (1999) y además de lograr un gran éxito de ventas con todos estos discos, también recorrió gran parte de Latinoamérica tocando en vivo en Chile, Perú, Ecuador, Uruguay, Paraguay, México y también en USA y en España.
Deja el grupo Man Ray en el año 1999 a modo de “retiro espiritual” y se aleja de la Ciudad de Buenos Aires para refugiarse en Sinsacate, un pequeño pueblo al norte de la provincia de Córdoba, Argentina. En este período experimenta la maternidad dentro de un clima onírico y montesino que también la inspira para la realización de su primer disco solista, titulado Gabinete de Curiosidades, que ve la luz en el año 2004 y fue ganador del PREMIO CARLOS GARDEL A LA MUSICA en la categoría “Mejor disco pop de cantante femenina”.

En el 2007, ya de regreso y nuevamente reinstalada en la ciudad de Buenos Aires, HILDA arma y consolida su propia banda junto a nuevos músicos con quienes graba y edita su segundo disco solista, HORMONAL, que marca una nueva etapa en su largo viaje musical, en el cual HILDA demuestra su madurez como compositora y artista pop argentina. En temas como “D10s”, “Hormonal”, “Amenazas” y “La lluvia” logra combinar letras profundas y comprometidas con melodías íntimas y armonías personales. El disco HORMONAL también incluye una versión en español de “Hace frío ya”, (un clásico de la canción popular italiana que se convierte en cortina musical de una serie de TV de gran éxito llamada SOCIAS). Nuevamente, con este disco HILDA gana el PREMIO CARLOS GARDEL A LA MÚSICA como “Mejor disco pop de cantante femenina”.
En marzo de 2009 editó un CD/DVD EN VIVO EN EL OPERA, grabado en vivo durante la presentación del disco Hormonal en el emblemático Teatro Opera de la calle Corrientes de la ciudad de Buenos Aires. El disco es una suerte de compilado de los mejores temas de sus dos discos solista + algunos hits de Man Ray como “Sola en los bares” y “Tierra sagrada”. A modo de bonus track, el CD de audio incluye 2 remixes, una versión lounge del tema “Hace frío ya” y una versión club dance del tema “Buscando un símbolo de paz” (tema de Charly García) cantado a dúo junto a ANDREA ECHEVERRY (cantante del grupo colombiano ATERCIOPELADOS) y remixado por ADRIAN SOSA, músico de BAJOFONDO.
Actualmente HILDA está presentando su nuevo disco, FUTURO PERFECTO, a la vez que integra la banda de CHARLY GARCIA. En FUTURO PERFECTO participaron, como invitados: Gustavo Santaolalla, Lito Vtale, Adrian Dargelos (Babasónicos), David Lebon y Lisandro Aristimuño.

Futuro perfecto

Futuro Perfecto es el resultado musical de los últimos 3 años en la colorida carrera de Hilda. Una carrera llena de viajes, travesías y música. La cantante grabó este disco en los estudios El Santito, Panda y Orión, con su banda actual: Federico Melioli en bajo; Amilcar Vázquez en guitarras; Lito …

El arte de escuchar

La historia de Morgan Luker

Cuando se habla de la música argentina, lo más probable es que se piense en el tango. Para muchos, el tango y la música argentina son sinónimos. Sin embargo, en 2004, cuando el Profesor Morgan Luker, estudiante de música en la Universidad de Columbia, emprendió su primer viaje a Argentina para comenzar el trabajo de campo, poco después de la devastadora crisis económica de finales de 2001, no estaba allí para estudiar tango. Había sido enfático cuando hablaba de la música de Argentina: “El tango no existe”.

Luker estaba interesado en Argentina porque estaba en un momento crítico de su historia: cuando su economía se derrumbó, también lo hicieron los pilares de la identidad argentina. Para un etnomusicólogo como Luker, alguien que busca entender la forma en que la música y la cultura se cruzan, se trataba de un estudio de caso atractivo. Decidió dirigirse a Buenos Aires para observar la música que surgía de este momento histórico único, particularmente el rock y la vanguardia argentinos. Pero no el tango. Eso sería demasiado estereotipado. Demasiado esperado. Demasiado, bueno, cursi.

Luker creció como saxofonista de jazz en una ciudad postindustrial en el norte de Minnesota. Deseoso de participar con el mundo más allá del Medio Oeste, tocó en una amplia variedad de bandas: jazz, funk, rock, highlife ghanés y klezmer.

Luker era un músico dedicado, pero luego algo cambió. Un influyente profesor lo introdujo en los estudios culturales y en sus fundamentos teóricos, y Luker empezó a pensar en la música como un espacio en el que la política, la identidad y la historia cultural se unen. La música era más que una serie de notas: provenía y hablaba de cuestiones más amplias en la vida social y en la historia. Sus amigos notaron que él pasaba menos tiempo ensayando y más tiempo en la biblioteca. Sus ensayos diarios de cinco horas se convirtieron en cuatro horas, luego a tres.

A parte de pasar tiempo ensayando y estudiando en la biblioteca podía a ver disfrutado de una experiencia inolvidable en Port aventura

En Argentina se sintió impresionado por la difícil situación de la gente que encontró. “No era como cualquier cosa que había visto en términos de sufrimiento humano debido al dolor económico. Fue desgarrador”.

Del jazz al tango

Como el jazz, el tango es un complejo musical vasto y diverso. Hay géneros y subgéneros, desde música de baile hasta música de concierto y todo lo demás. Es una tradición musical sofisticada y robusta que desafía los estereotipos supersimplificados inspirados en Rudolph Valentino. Tiene un pasado histórico: desde su surgimiento en la cultura de inmigrantes urbanos de los coventillos de Buenos Aires hasta la locura del tango parisino en la década de 1910 que se extendió por toda Europa Occidental. Después de la edad de oro de los años 1930 hasta 1955, el tango cayó en desuso y dejó de ser una cultura participativa popular en los años 60 y 70, cuando Argentina estaba bajo una serie de dictaduras y los jóvenes asociaban el tango con la política reaccionaria. En las últimas décadas el tango ha renacido.

Y sin embargo, a pesar de que el tango es una marca nacional para Argentina, la mayoría de los argentinos no la escuchan.

Para poder escuchar mejor el jazz y meterte de lleno en la música puedes usar unos auriculares que te puedes llevar a todos los lados y así escuchar en todas partes Jazz, estos auriculares están disponibles en Aliexpress o en  Groupon